+marista

 La entrevista

Según la Secretaría de Salud México ocupa el lugar número 11 del mundo en alcoholismo

Entrevista al C.P. Javier Cervantes Centurión

Por Pablo Cicero, Director General de Vinculación.


Javier Cervantes Centurión es un contador público, exalumno marista y papá de actuales alumnos maristas. Es integrante igual del Patronato de la Universidad. Este año, él encabezará un equipo para crear conciencia entre los estudiantes de esta institución en el tema de las adicciones. Javier le contestó estas preguntas a +Marista:


1. ¿Cómo identificar que tienes problemas con el alcohol o las drogas?
Creo que el primer síntoma es cuando me doy cuenta de que “necesito” utilizar el alcohol o droga para sentirme bien, para buscar estar tranquilo o excitado, para calmarme y controlar cualquier otro estado de ánimo que me genera algún tipo de ansiedad, misma que pienso se controla con el uso de la sustancia, y este consumo sea recurrente. Otro síntoma es cuando después de una borrachera o consumo de drogas tengo “lagunas mentales”, no me acuerdo qué pasó ayer. Creo que el más claro es cuando una vez que empieza mi consumo no puedo detenerlo hasta estar completamente borracho o drogado.


2. ¿A dónde y con quién puedo acudir una vez que me he dado cuento de esto?
Cuando se tiene un consumo recurrente de alcohol o drogas se puede tener la enfermedad del alcoholismo, la dependencia a la sustancia se ha determinado como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud. La mala noticia es que no se cura, sólo se puede detener y uno de los lugares que desde 1935 ha tenido más éxito para el tratamiento de esta enfermedad son los grupos de Alcohólicos Anónimos, en los que a través de compartir experiencias, fortalezas y esperanzas sus integrantes logran la sobriedad, misma que permite descubrir que no se necesita la sustancia y puedo tener una vida útil y feliz. Lo más importante es que esta enfermedad se autodiagnostica, es decir solamente uno mismo puede decidir si la tiene o no.


3. ¿Qué papel juegan la familia y los amigos en la detección oportuna de un problema de adicción?
Estoy seguro de que una familia sana es de muchísima ayuda para no tener que recurrir a las sustancias que generan una salida falsa a mis problemas. El sentirme “parte de”, el tener una autoestima que me permita decir “No” cuando me ofrezcan drogas o detener mi consumo de alcohol prudentemente es consecuencia de haber crecido en un entorno familiar sano. De la misma manera, el tener amistades verdaderas en donde no se necesite demostrar a través del consumo de alcohol y drogas que puedo pertenecer al grupo o ser aceptado como miembro y que mis amistades me sugieran que puedo tener algún tipo de problema con el consumo de alcohol y drogas es de gran importancia.


4. ¿Qué puedo hacer para no convertirme en un adicto a las drogas o al alcohol?
Considero que lo más importante es estar informado acerca de la enfermedad del alcoholismo y las adicciones a las drogas, las sustancias que me generan un falso bienestar lo único que hacen es agravar el problema, si puedo cuestionarme o escuchar a mis amigos acerca de mi consumo problemático de alcohol y drogas puedo detener mi consumo y ahorrarme mucho sufrimiento, pérdida de amistades, familia e incluso la muerte.